Autor: Roberto Cabestre1

Inhaladores y EPOC

Todas las guías clínicas de las principales enfermedades respiratorias, entre las que se encuentra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), están de acuerdo en que la eficacia del tratamiento con inhaladores depende, en gran parte, de la correcta técnica de inhalación por parte del paciente.

En este artículo intentaremos mejorar los conocimientos acerca de la correcta técnica, adecuándonos al tipo de dispositivo utilizado.

Tipos de inhaladores en EPOC

Hay una gran variedad de dispositivos, que se dividen en varios tipos:

  1. De cartucho presurizado o aerosol (pMDI o pressurized Metered Dose Inhaler)
  2. Activado por la inspiración (BAI o Breath Activated Inhaler)
  3. De nube de vapor suave (SMI o Soft Mist Inhaler)
  4. De polvo seco (DPI o Dry Powder Inhaler)

La técnica, por tanto, va a ser distinta según el tipo de dispositivo, aunque vamos a ver una serie de pasos comunes que son muy importantes y que hay que tener muy en cuenta para asegurar la correcta administración del tratamiento.

Además, para mejorar la eficacia de los dispositivos presurizados (pMDI) y los de nube de vapor suave (SMI), tenemos las cámaras espaciadoras, que tienen alguna posibilidad de variación de la técnica que veremos más adelante.

Pasos para una buena técnica inhalatoria

Vamos a ver los pasos comunes más importantes:

Posición erguida

Es muy importante que, para realizar la inhalación, nos coloquemos de manera erguida, o bien de pie, o bien sentados, pero erguidos para poder movilizar bien los músculos respiratorios y realizar una buena inspiración profunda.

Espiración completa

Necesitamos vaciar bien los pulmones para así poder coger mucho más aire en la inspiración. Evitar soplar sobre el dispositivo.

Inspiración profunda

Tenemos que coger todo el aire que podamos. La forma en la que lo cojamos variará según el tipo de dispositivo: Los dispositivos pMDI, BAI y SMI requieren una inspiración lenta; los DPI una inspiración enérgica.

En los dos casos, la inspiración es profunda. En los primeros, la partícula ya sale del dispositivo con una velocidad proporcionada por el mismo, pero en los de polvo seco tenemos que darle esa velocidad nosotros al inspirar porque el polvo parte del reposo y necesitamos moverlo.

Apnea

Es imprescindible realizar una apnea, es decir, aguantar la respiración durante al menos 5 segundos tras la inspiración profunda. “Llenamos el pecho de aire y lo aguantamos al menos 5 segundos”. Esto es necesario para dar tiempo a las partículas que acabamos de inhalar a posarse y ser absorbidas por nuestros pulmones para conseguir su efecto.

Enjuague

Nos enjuagamos la boca con agua cuando hayamos terminado la inhalación. Esto no sería necesario en todos los casos, depende del fármaco que estemos utilizando, pero para mayor seguridad, nos enjuagaremos la boca siempre que utilicemos un inhalador.

Además de estos 5 pasos vamos a tener otros relacionados con las características específicas de cada dispositivo, como puede ser la carga del dispositivo, el momento en que se quita y se vuelve a poner el tapón o tapa del que disponga, etc. Es muy importante repasar con nuestra enfermera o persona de referencia en el ámbito respiratorio todos estos pasos para conocerlos y realizarlos correctamente.

También es muy probable que nuestra enfermera o persona de referencia nos pida repasar la técnica en diferentes visitas con nuestro propio dispositivo para asegurarse de que no nos saltamos pasos importantes y así ayudarnos a corregir los errores que pudiéramos estar cometiendo.

Errores más comunes

Algunos de los errores más importantes y comunes:

  1. Mala postura al inhalar.
  2. No hacer la espiración completa.
  3. Realizar la espiración soplando sobre el dispositivo: en el caso de los dispositivos de polvo seco, estaremos perdiendo dosis si soplamos sobre el polvo.
  4. No quitar la tapa.
  5. Cargar varias veces.
  6. En DPI multidosis, no saber si el dispositivo está abierto o cerrado, o cargado o no.
  7. Tapar las ranuras de entrada de aire en algunos dispositivos multidosis de polvo seco.
  8. En algunos DPI multi y monodosis, mantener presionados los botones de carga o de pinchado de la cápsula durante la inhalación.
  9. No hacer la apnea: si no aguantamos el aire, la mayor parte del fármaco va a volver a salir sin haber alcanzado los pulmones.
  10. No mantener la correcta higiene y conservación de los dispositivos: los pMDI necesitan lavarse al menos una vez por semana, los DPI no deben estar en ambientes húmedos.

Las cámaras espaciadoras son muy útiles para vencer los inconvenientes de los dispositivos presurizados y nos permiten modificar la técnica si tenemos poco volumen inspiratorio (poca fuerza para coger aire) o en el uso con niños o con personas que no puedan realizar la técnica adecuadamente.

  • En este caso, colocaremos el inhalador en el extremo de la cámara, que está diseñado para acoplarlo; y la boca, o una mascarilla adaptada a la cámara, en el otro extremo.
  • Después, realizaremos una pulsación en el dispositivo y 5 o 6 respiraciones dentro de la cámara.
  • Si tenemos que realizar una nueva toma, esperaremos al menos 30 segundos y repetiremos los pasos anteriores.

Podemos mejorar la eficacia del tratamiento si conocemos bien la técnica y el dispositivo que utilizamos; nuestra enfermera o persona de referencia nos puede ayudar.

También podemos utilizarlas realizando una inspiración profunda y aguantando la respiración al menos 5 segundos. En todo caso, la cámara nos permitirá vencer el inconveniente de la coordinación entre el disparo y la inspiración, mejorar la cantidad de fármaco que llega a los pulmones y disminuir los efectos secundarios locales.

Por otra parte, requieren una adecuada limpieza una vez por semana, con agua templada y detergente suave, dejando secar sin frotar.

Puedes consultar de manera más detallada la siguiente infografía sobre tipos de inhaladores y recomendaciones prácticas para su uso, o si lo prefieres, en la página de ‘Respirar es vida’ tienes diferentes vídeos explicativos de la técnica por cada tipo de inhalador.

Bibliografía

  • Guía Española para el Manejo del Asma. (GEMA 2022) Disponible en: www.gemasma.com
  • Área de asma de SEPAR; Área de enfermería de SEPAR; Departamento de asma ALAT. Consenso SEPAR-ALAT sobre terapia inhalada [SEPAR-ALAT consensus for inhaled therapies]. Arch Bronconeumol. 2013 Jun;49 Suppl 1:2-14. Spanish. PMID: 23967487.

1.Supervisor de Unidad de Enfermería de Neumología del Hospital Royo Villanova de Zaragoza.
Coordinador del Área de Enfermería de SEPAR.